31
mar

3 Formas en que la telefonía virtual puede ayudar a la salud

La pandemia pone de manifiesto que la telemedicina ha venido para quedarse. A continuación se presentan las principales necesidades del sector salud y como la telefonía virtual puede ayudarle.

Una mirada al sector salud

La pandemia deja más cien millones de personas infectadas en el mundo y cerca de tres millones y medio de contagios en España.

Durante este año de Covid hemos visto colapsar al sistema de salud, debido a las constantes olas y saturación de centros hospitalarios.

Asimismo, todo parece indicar que continuaremos viendo al sistema sobrecargado durante la fase post-Covid, debido a que los infectados permanecen con padecimientos.

Distintos estudios evidencian que un 76% de los pacientes que sufren Covid presentan al menos uno o más síntomas de forma prolongada. Inclusive hasta seis meses después de haber contraído el virus.

De hecho ya muchos especialistas hablan de las secuelas del coronavirus, long covid, covid prolongado o covid persistente. En consecuencia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha designado un código de clasificación internacional de enfermedades para el “Síndrome Post Covid”

En definitiva lo preocupante del Covid no es su tasa de mortalidad, sino la presión que ejerce sobre los sistemas de salud. Ya que estos al saturarse provocan la muerte de otros pacientes, que en situaciones normales son prevenibles.

Necesidades presentes en la sanidad

La actual situación obliga a los sanitarios a restringir la asistencia de personas a los centros de salud, hospitales y clínicas en general. Todo ello con la finalidad de evitar más contagios.

Hoy por hoy el 80% de las consultas son por teléfono. No obstante, los profesionales médicos se quejan de la falta de recursos, no sólo humanos sino técnicos.

También encontramos quejas de los pacientes. Por una parte, hay quienes se quejan de haberse contagiado en medios hospitalarios y por otra, quienes se quejan de verse obligados a retrasar sus revisiones médicas por miedo al contagio.

También se quejan los enfermos de Covid que no pueden obtener una baja física una vez confinados, a menos de que un vecino o amigo les asista y vaya personalmente al centro de salud, en calidad de autorizado.

Lo cierto es que esta es la radiografía de un sistema sanitario forzado a adoptar la telemedicina o teleasistencia cuando presenta grandes carencias.

La tecnología al servicio de las personas

La pandemia evidencia la necesidad que tiene el sistema sanitario español, tanto público como privado, de incorporar soluciones tecnológicas.

El objetivo es poner la telefonía virtual al servicio de las personas ya que esta puede mejorar significativamente la comunicación medico-paciente. Además de asegurar inmediatez y mejorar la calidad de la experiencia.

Por ello cada vez más hospitales, clínicas y consultorios médicos incorporan la telefonía virtual a sus recursos y capacidades.


Conectar con la persona correcta en el momento correcto, no sólo reduce costes y listas de espera, sino que ¡salva vidas!

3 formas en que la telefonía virtual puede ayudar

A continuación veremos las principales necesidades presentes en el sector salud y de qué forma la telefonía virtual puede ayudar a mejorar la experiencia del paciente.

1.- Cambiar la llamada a videollamada

A pesar de que la telemedicina existe hace dos décadas, la emergencia sanitaria ha hecho resurgir la atención de salud remota, volviéndola primordial.

Su valía radica en mantener la continuidad de atención a la vez que que previene el contagio. Aunque está claro que no es lo mismo tener una conversación telefónica con un paciente, que verle la cara, el aspecto o la lesión que tiene.

El problema con las llamadas es que los pacientes afirman que son impersonales. Mientras los médicos manifiestan que requieren mucha concentración e imaginación para poder ayudar a los pacientes.

La llamada supone un nivel básico de telemedicina, pero con solo incorporar algunas herramientas y modificar algunos protocolos se puede mejorar el alcance.

Las videollamadas pueden facilitar las consultas uno a uno, cara a cara y agilizar la atención, brindando un trato más personal, cercano y confiable.

Ciertamente una cita médica virtual no se compara con el chequeo médico de una cita presencial, pero es mucho más completa y satisfactoria que una simple llamada telefónica. Además, puede conducir a la solución del caso en una primera videollamada.

2.- Posibilidad de hacer videoconferencia

Son muchas las ventajas de adoptar el servicio de videoconferencias, ya que este permite la equidad y asequibilidad de la atención médica a las personas.

La videoconferencia nos permite conectar con distintos especialistas sin importar donde se encuentren. Esta característica la convierte en una herramienta útil para ayudar a quienes tienen movilidad reducida o no pueden viajar hasta la ubicación de los médicos.

Con las videoconferencias las visitas al médico y las interconsultas pueden ser más eficientes. En primer lugar porque ayudan a evitar las visitas innecesarias al médico y en segundo lugar porque agilizan los diagnósticos simples.

Imagina por un momento que los médicos de familia pudieran consultar a los especialistas mediante videoconferencia. Indiscutiblemente se ahorrarían largos tiempos de espera y costes, tanto a los pacientes como al sistema sanitario en general.

3.- Las comunicaciones unificadas

Las comunicaciones unificadas son diferentes modalidades de comunicación integradas en una interfaz común. Estas por lo general incluyen: telefonía virtual, videoconferencias web, SMS, correo electrónico, etc.

Este tipo de plataformas puede contribuir a que los médicos reciban imágenes o fotografías de los pacientes, lo cual en una primera fase puede facilitar el diagnóstico y tratamiento eficaz.

Asimismo, los médicos podrían enviar informes y bajas laborales por correo electrónico. Algo que figura dentro de las peticiones que hacen los médicos de familia en España.

Las soluciones VoIP y las comunicaciones unificadas constituyen recursos esenciales para aquellos centros de medicina dispuestos a optimizar servicios y marcar la diferencia.

Las comunicaciones unificadas envían información multidispositivo, como por ejemplo:

  • Notificaciones o recordatorios de citas
  • Alertas de emergencia
  • Recordatorios programados para pagos o recetas
  • Mensajes de seguimiento a pacientes
  • Acompañamiento desde la hospitalización hasta la total recuperación

Las comunicaciones unificadas bien gestionadas pueden reducir readmisiones costosas y mejorar significativamente los niveles de satisfacción de los pacientes.

Como hemos visto la telefonía virtual ayuda a gestionar de forma eficaz la comunicación, ya que permite priorizar y organizar las llamadas.

Garantizar atención inmediata a las llamadas de emergencia es sin duda una muestra de eficiencia, confiabilidad y seguridad, pero sobre todo de humanidad.


Estaba segura que debía haber algo (lo que fuese) que ayudar a salvar nuestro mundo agonizante «Victoria Schwab»

Contáctanos y descubre todo lo que la telefonía virtual puede hacer por la salud.