Dotes de comunicación

8 consejos para mejorar tus dotes de comunicación

En el artículo de hoy traemos 8 consejos para que mejores tus dotes de comunicación tanto a nivel profesional, como a nivel personal. Hoy en día hay un sinfín de alternativas para poder comunicarte con las personas, además de que una buena comunicación es vital para las relaciones personales. Vamos a darte las herramientas necesarias para mejorar tu comunicación tanto por teléfono, chat, mensajes de texto, correo electrónico y correo de voz.

En el acto de la comunicación tienen lugar diversos aspectos que influyen de forma determinante en el proceso, pudiendo ser favorable o impidiendo una comunicación eficaz. Por esta razón saber potenciar las habilidades comunicacionales es crucial.

Aquí os dejamos los 8 consejos para mejorar la comunicación y conseguir vuestras metas profesionales:

  1. Planifique antes de llamar

Organizarte es muy importante. A veces pensamos que hacer un discurso de venta de forma improvisada es mejor, pero créeme, lo mejor es tenerlo plasmado en un folio para no olvidar aquello que se quiere comunicar. Decir las cosas de manera natural está bien, pero tenemos que organizar nuestras ideas y planificarnos de forma correcta antes de hacer una llamada. ¡No queremos olvidarnos del nombre de un cliente!

Por otro lado, es muy importante elegir el momento adecuado. De nada sirve ser meticulosos con el contenido del mensaje si luego nos equivocamos a la hora de elegir el momento y el lugar idóneo. Hay que tener en cuenta siempre que los elogios es positivo darlos el público, pero aquellos temas que impliquen solucionar un problema con alguien, es mejor darlos en privado para no empeorar la situación.

  1. Usa su nombre

La importancia de llamar a las personas por su nombre es un factor clave. Son muchos los expertos que afirman que llamar a las personas por su nombre, ya sean clientes o trabajadores de la empresa, es uno de los detalles más importantes que puedes tener con ellos. Se trata de una estrategia psicológica que hará que se sientan mas valorado por ti. Incluso si la persona en algún momento se distrae o no te esta escuchando, al usar su nombre volverá a enfocarse en la conversación.

¡No dudes en personalizar las conversaciones!

  1. Mantente enfocado

Al igual que nos gusta que las personas estén atentas a nosotras, a ellos también les gusta sentirse importantes y escuchados por nuestra parte. Cuando estes con un cliente evita la multitarea o que tu teléfono este sonando todo el rato con otros asuntos. ¡Perderás al cliente!

La conversación no debe perder el hilo y para ello es importante que ninguno de los dos acabe distraído. Silencia las alertas y cierra la puerta de la oficina para que los compañeros del trabajo sepan que estas en una llamada o reunión importante.

  1. Habla correctamente

Por supuesto, nuestra intención es conseguir que la conversación sea cómoda y relajada, pero eso no quiere decir que la llevemos hasta la informalidad. Evita el uso de jergas o palabras fuera de lugar para no tener una conversación demasiado casual.

Es fundamental no irse por las ramas, dar vueltas o utilizar metáforas. Habla claro, lento y en un tono consistente para que la otra persona entienda el mensaje. Recuerda que no estás hablando con un amigo sobre los planes para el fin de semana, ¡estas intentando cerrar una venta!

¡Cuanto más específico y breve seas, mejor llegará el mensaje!

  1. Domina las transferencias de llamadas

Cuando transfieras a la persona que estas llamando a otro agente, administrador de cuenta o departamento, asegúrate de que esté disponible. Comparte los detalles que tiene de la persona que llama, para que estén al tanto de lo que está sucediendo. Cuanto más fluida sea la transición, más confianza tendrá la persona que llama a su empresa.

  1. Ser honesto

Si en algún momento de la conversación con un cliente no sabes sobre algún asunto o sobre alguna pregunta que te esta formulando no dudes en ser honesto. Lo importante es no mentir sobre cualquier aspecto ya que nos pueden descubrir y eso seria un punto negativo para la empresa y para ti mismo como trabajador. Si esto sucede no dudes en decirle que lo vas a consultar con tus compañeros y en otro momento le informaras sobre el tema, o que le enviras un correo. Aprender es parte del proceso y que nos suceda esto no significa que seamos menos profesionales.

  1. Revisar

Al comunicarse por correo electrónico o mensaje de texto, es vital que revises antes de presionar el botón enviar. Tenga cuidado con los errores gramaticales y de puntuación, aunque el corrector siempre nos puede echar una mano, te aconsejamos que leas bien lo que vas a enviar. 

La comunicación escrita no ofrece el tono, así que debes tener cuidado hablando con la otra persona. Esto es muy importante puesto que se pueden malinterpretar muchas palabras y expresiones si no se escriben en el contexto adecuado.

  1. Respeta la forma en que los demás se comunican

No respondas un mensaje de texto con una llamada telefónica. Respeta el tiempo de las personas y la forma preferida de comunicación ya que para cada uno puede ser diferente.

Por ejemplo, imagínate que el cliente no habla el mismo idioma nativo con el que se está comunicando. Es posible que prefiera escribir en lugar de hablar para tomarse su tiempo, corregir e incluso usar un traductor. Por eso debemos tener la capacidad de adaptarnos frente a cualquier situación.

¡Recuerda que existen muchos canales de comunicación y cada uno tiene sus preferencias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies